jueves, 16 de julio de 2015

viernes, 10 de julio de 2015

Sombras nazis sobre Inglaterra


Hace ahora 75 años, los cielos del Canal de la Mancha se oscurecieron con los temibles aviones de la hasta entonces invencible Luftwaffe. Las inconfundibles aeronaves de cruces negras pintadas bajo sus alas tenían un claro objetivo: atacar convoyes navales británicos, bombardear zonas industriales, aeródromos e instalaciones de radar, así como comprobar sobre el terreno el estado de las defensas de la Real Fuerza Aérea Británica. Daba comienzo así la legendaria Batalla de Inglaterra.
En opinión del comandante supremo de la aviación alemana y numero dos del Tercer Reich, el terrible Hermann Göring, sus fuerzas aéreas serían capaces de fulminar los aviones británicos en menos de dos meses: tal y como se lo había prometido en persona al mismísimo Adolf Hitler. Solo así los alemanes podrían zafarse del hostigamiento aéreo inglés en la siguiente fase de la ambiciosa Operación León Marino:  el desembarco e invasión alemanes de las islas británicas. Una invasión que completaría la megalómana y doble aspiración de Hitler: someter al yugo nazi a toda Europa occidental y cerrar el frente oeste, permitiéndole concentrarse en su siguiente objetivo, la conquista de la Unión Soviética. Hitler nunca quiso luchar en dos frentes a la vez.
El plan germano quedaría, sin embargo, rápidamente desbaratado por los británicos con todo tipo de factores: tácticos, organizativos, defensivos, tecnológicos (sobre todo por el uso del radar) e incluso psicológicos, apuntalados por la voluntad de las tropas británicas y por el sacrifico de una población civil dispuesta a soportar duros y continuos bombardeos durante años.




Se compone de varios elementos: 1) Las líneas que señalan el máximo alcance de la señal de los radares británicos (de alto y bajo nivel). 2) El radio de acción de los cazas alemanes. 3) La división de los sectores británicos, con iconos localizadores de las estaciones de radar, cuarteles generales ingleses y aeródromos británicos y alemanes.