jueves, 5 de noviembre de 2015

La vuelta al mundo (en 300 mapas)



Acaba de publicarse en castellano Mapas: Explorando el mundo (Editorial Phaidon), un exhaustivo repaso de cómo el ser humano ha afrontado la representación geográfica y cómo dichos mapas han influido en nuestras vidas.

Magníficamente ilustrado con todo tipo de representaciones cartográficas -obras de arte, documentos, manuscritos, piezas arqueológicas, pantallazos de ordenador, etc-, salta a la vista que sus imágenes han sido sabiamente seleccionadas por expertos y enfrentadas a doble página donde se oponen o a veces se complementan. Vayan por delante algunos deliciosos ejemplos, como 1) La representación de las erupciones del Vesubio en una cartografía de 1832 versus un mapa del desastre del huracán Katrina de 2005; 2) Las anexiones nazis en un mapa propagandístico de J. Goebbels (1938) versus una ilustración cartográfica victoriana donde el Imperio Ruso alarga sus tentáculos sobre la Europa de 1877; y 3) El curioso Daylight map (Olafur Eliasson, 2005), obra de arte en la que las zonas horarias mundiales se representan mediante tubos de neón encendidos justo cuando el sol ilumina una parte del planeta versus la representación de tuits globales recogidos en tiempo real por el diseñador web Franck Ernewein desde 2013 (tweetping). Sólo tres ejemplos interesantes entre muchísimos más.



Mapas: Explorando el mundo
Editorial Phaidon Press Limited
352 páginas y 300 ilustraciones
Octubre 2015

En castellano

miércoles, 28 de octubre de 2015

Operación Olympic: el plan que nunca llegó

¿Qué habría pasado si Japón no se hubiera rendido ante EEUU a comienzos de septiembre de 1945 en lo que fue, en definitiva, nada menos que el punto final de la Segunda Guerra Mundial? La pregunta no es capciosa: Japón se rinde por la explosión de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, y esa operación de triste memoria sólo era conocida por unos pocos en el ejército de los EEUU. De manera que la mayor parte de sus mandos del Estado Mayor no podían prever que Japón fuera a capitular y se trabajaba en otro ambicioso escenario estratégico: la invasión del archipiélago nipón, la llamada Operación Downfall, que estaba prevista para principios de noviembre.
Un doble plan que combinaba operaciones terrestres, aéreas y marítimas, con varios frentes geográficos y que se articulaba en dos fases:
- 1. La Operación Olympic, cuyo objetivo era la isla más septentrional de Japón (Kyushu), que planeaba movilizar a tres ejércitos en la costa sur de la isla con el apoyo de 34 portaaviones, incluida la cobertura de la aviación que operaba en Okinawa.
- 2. La Operación Coronet, cuyo objetivo militar era la invasión de la mismísima Tokio, previo desembarco de las tropas americanas en el centro de Honshu (la isla más grande del archipiélago nipón) y el avance de las mismas por la llanura de Kanto con el doble de efectivos que en la operación anterior.
El plan nunca se llevó a cabo: la rendición japonesa lo abortó. Y si bien las bombas atómicas causaron una auténtica masacre en Japón, también resulta incalculable el número de víctimas que hubieran sumado las operaciones Olympic y Coronet a la contienda mundial, conociendo a posteriori los planes de defensa japoneses.

Ketsu-go, el plan japonés
Los nipones, por su parte, también estaban decididos a luchar hasta el final y su inteligencia militar estaba igualmente muy atareada en aquellas fechas previas a su propia (y desconocida) rendición. Su plan defensivo se llamó Ketsu-Go y, acogiéndose a la Ley del Servicio Militar Voluntario, preveía formar y movilizar a una población civil de 28 millones de hombres dispuestos a defender su patria a sangre y fuego con todo tipo armamento.
Por otra parte, la fuerza aérea japonesa no estaba tan aniquilada como pensaba el ejército estadounidense. Japón había reservado pilotos, aviones y combustible para afrontar la invasión, tenía aeropuertos camuflados por todo el país y preveía lanzar la mitad de esta fuerza aérea (kamikazes) contra el invasor en cuanto éste se acercara a sus costas.
Además, la Marina nipona aún disponía de 2 cruceros y 23 destructores, varios minisubmarinos, torpedos humanos y lanchas suicidas repletas de explosivos dispuestas y preparadas para ser lanzadas contra los buques enemigos. Pero ese momento histórico nunca llegó.

Kyushu

miércoles, 7 de octubre de 2015

Pioneros de la infografía

En el siglo XVIII surge el movimiento de la Ilustración, fundamental para comprender el mundo moderno, pues muchos de los acontecimientos políticos, sociales, económicos, culturales e intelectuales de esos años, han extendido su influencia hasta la actualidad.
Los avances científicos y tecnológicos propician el nacimiento de la representación gráfica de los datos, teniendo como principales autores a tres intelectuales que vale la pena destacar:

Joseph Priestley (1733-1804)

Destacado científico y teólogo, gozó de muy buena reputación como investigador, siendo muy prolífico en la publicación de obras sobre ciencia y religión. Se le considera uno de los descubridores del oxígeno, ya que consiguió aislarlo en forma gaseosa.
En el campo de la visualización de datos, destaca por ser creador de líneas de tiempo de épocas históricas, que facilitaban una lectura de los periodos históricos de una forma más analítica, considerándose uno de los precursores de la representación gráfica.


  

William Playfair (1759-1823)

Ingeniero y economista escocés, se le considera el padre de la visualización de datos estadísticos. Al mismo tiempo que intentaba establecerse en distintos negocios y oficios se dedicó al análisis económico, publicando en 1786 su primera obra: Atlas Comercial y Político, que contiene el primer gráfico de barras.
En 1801 publica el Breviario Estadístico, con datos demográficos y económicos europeos, y en el destaca la representación del primer diagrama de sectores.
Su teoría era que un buen gráfico proporcionaba una visión más adecuada y clara que una mera lista de datos, sirviendo para simplificar lo complejo, permitiendo una mayor retención.


  

Charles Joseph Minard (1781-1870)

Ingeniero civil francés, reconocido por su gran trabajo en el campo de la representación gráfica.
Estudió ciencias y matemáticas, trabajando en numerosos proyectos de ingeniería civil por toda Europa, en 1830 fue nombrado superintendente de la Escuela Nacional de Puentes y Caminos francesa.
Fue creador de los llamados cartogramas: mapas geográficos donde se representan distintos datos numéricos o estadísticos. Su obra más famosa Mapa figurativo sobre las sucesivas pérdidas de hombres de la Armada Francesa en la campaña de Rusia 1812-1813.






En este gráfico se analiza en un contexto geográfico, cómo se van perdiendo hombres en su ruta por el centro de Europa hasta Moscú y su posterior regreso.
Comenzando con un grosor de línea (donde cada milímetro de ancho son 10.000 soldados), el trazo merma conforme se avanza hacia el objetivo y muestra distintas variables:
- La situación y dirección de las tropas, permitiendo visualizar cómo se dividen y reagrupan las unidades.
- Las distintas temperaturas en la retirada y su impacto en el número de bajas.
Este cartograma es considerado una obra maestra dentro de la representación de datos en un ámbito geográfico.

sábado, 26 de septiembre de 2015

El diseño de mapas se moderniza



Mapbox, la plataforma web para la creación de mapas personalizados (podemos cambiar: fondos, colores o tipografías), acaba de lanzar su versión online de la aplicación Mapbox Studio.
Resultado: podrás utilizar toda su potencia de edición desde los navegadores más usuales.
Por lo demás, su programa de escritorio sigue disponible para descargarse en los distintos sistemas operativos (Macintosh, Windows y Unix), pero cambia el nombre: ahora es Mapbox Studio Classic.
Acceder a esta nueva herramienta en línea (que, de momento está en fase "beta") exige  disponer de una cuenta en la plataforma (la gratuita es suficiente), inscribirse y esperar la llegada de un mail de respuesta que nos convertirá en "beta testers".


La aplicación web implementa cuatro cambios importantes en cuanto a las posibilidades de estructuración y creación de estilos cartográficos:
- El motor de renderizado (que convierte código y datos en atractivos mapas en la web) ya no será Mapnik sino que utilizará el suyo propio, llamado Mapbox GL.
- Los lenguajes de estilos pasan de usar CartoCSS a utilizar Mapbox GL Style Spec.
- La experiencia de uso de Mapbox Studio será un poco diferente a la versión de escritorio, tendrá una interfaz más intuitiva y más opciones que nunca. Los estilos, por ejemplo, ya no se modifican directamente en el editor de código sino que varían en una interfaz visual más sencilla y generan el lenguaje "en la sombra".
-  La terminología también ha cambiado: las fuentes de datos (como las teselas vectoriales y las tramas de imágenes) ahora se llaman "datasets"; la representación de los datos (como símbolos o rellenos de polígonos) pasan a llamarse "layers" y contienen referencias a los "datasets"; y, finalmente, la conjunción de datasets y layers ahora se llama "GL stylesheet".
En mi opinión, el siguiente paso a dar sería aplicar también estos cambios de calado en su programa hermano para ordenadores, para cuando trabajemos offline.

martes, 15 de septiembre de 2015

Un nuevo estudio creativo



Este mes de septiembre empieza la andadura de mi nueva aventura profesional: Doble A Infografía, un estudio de diseño donde ofrezco servicios de cartografía, infografía, diseño gráfico, publicaciones digitales, mapas interactivos y diseño web.
Mi interés por los mapas empezó hace ya 16 años, cuando comencé a crear mapas e infografías para una conocida revista de Historia. Hoy, más de 500 mapas históricos y diversas colaboraciones para los coleccionables del periódico El Mundo (La guerra civil española mes a mes y Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós) y para algunos libros de la editorial La Esfera han terminado conformando mi porfolio cartográfico.
Mi intención es seguir desarrollando mi pasión profesional por este mundo y poder compartirla con vosotros en este blog de curiosidades, inquietudes e investigaciones cartográficas, incluidos los mapas interactivos.
Para cualquier colaboración profesional, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de cualquiera de las vías que ofrezco en mi blog o en mi página web.


lunes, 14 de septiembre de 2015

Mapas remotos, joyas ilustradas

¿Recordáis aquéllos mapas murales que colgaban de las paredes del colegio con las materias primas de cada región o con las razas del mundo? Aquellas representaciones, más artísticas que técnicas y que permanecen en la memoria colectiva con un punto de nostalgia, son un ejemplo de los llamados mapas pictóricos.
Muy de moda entre 1920 y 1950, este tipo de cartografías están reapareciendo en la actualidad de la mano de ilustradores y diseñadores que retoman la idea con estilos muy déco o con lenguaje de cómic, y hasta ofrecen versiones interactivas vía web, como es el caso del mapa del centro de la capital de Islandia, Reikiavik.
Pero lo cierto es que los mapas pictóricos no son una invención del siglo XX: este tipo de cartografía existe desde tiempos remotos en el antiguo Egipto, la Roma Imperial, la Edad Media y en el Renacimiento, como bien ilustra este tablero de Pinterest.
Entre los maestros de esta disciplina (así como de los llamados mapas panorámicos), destacar algunos nombres que dejaron obras maravillosas para la posteridad: MacDonald Gill, Ernest Dudley Chase, Ashburton Tripp, Jo Mora, Ruth Taylor White, Lucien Boucher, Gerald Eddy, Miguel Covarrubias, Heinrich Berann, Ernest Clegg, Karl Smith, Edwin Olsen, Stanley Turner, Coulton Waugh, Everett Henry, Don Bloodgood, C.V. Farrow, Richard Edes Harrison, Alva Scott Garfield, Elizabeth Shurtleff, Tony Sarg, Harrison Godwin...

domingo, 6 de septiembre de 2015

Ilustradores de maravillas


Siempre he admirado las ilustraciones técnicas que representan con gran detalle y minuciosidad las partes no visibles de todo tipo de vehículos o edificios, esas representaciones que en el mundo anglosajón se denominan cutaway.
Actualmente existen grandes maestros de esta disciplina como: Hans Jensen, Richard Chosemore, Yoshihiro Inomoto, etc... ( al final de esta entrada pondré los enlaces a sus portafolios). Pero yo disfruto con especial simpatía el trabajo de sus predecesores: esos otros maestros que ya en las décadas de los 40, 50 y 60, ilustraban las maravillas tecnológicas de su tiempo, fueran vehículos de ficción o nuevas armas en tiempos de guerra.
El estilo de estos pioneros era más sencillo que el actual pero sorprende por su calidad e ingenio, como sin duda fascinó a sus contemporáneos: un público ávido de revistas espejo de los adelantos (y sueños) tecnológicos de cada época, como Modern Wonder, Modern World y Eagle ComicsThe Illustrated London News o el libro Britain's Wonderful Fighting Forces.

Los autores de estas maravillas son: Leslie Ashwell Wood, L. C. Goodwin, Frank Soltesz, Graham BleathmanG. H. Davis y Walkden Fisher.

Galería de imágenes

Enlaces a los maestros contemporáneos:

martes, 18 de agosto de 2015

Un mapa histórico bajo tus pies

Añadir referencias geográficas a mapas históricos mejora la comprensión y el análisis de una cartografía porque permite compararlos con mapas modernos disponibles en Internet. También se consigue activar la búsqueda de localizaciones y comprobar si existe cartografía histórica de un lugar concreto.
La herramienta web para conseguirlo la ofrece la Bibilioteca de David Rumsey, que permite localizar puntos de ubicación en mapas antiguos y actuales, situarlos en su lugar geográfico exacto y subirlos al catálogo online de manera que otros usuarios puedan consultarlos y utilizarlos.
El alta en la plataforma es gratuita y el procedimiento, sencillo: ponemos las referencias geográficas en los mapas que elijamos y listo. Nos habremos convertido así en colaboradores de esta extensa e importante biblioteca de mapas antiguos en la red.
Ver el funcionamiento de la herramienta en el siguiente vídeo explicativo:


jueves, 13 de agosto de 2015

A la conquista del Pacífico

La Segunda Guerra Mundial tuvo dos destacados escenarios bélicos: Europa y el Océano Pacífico. Las costas europeas vivieron acciones anfibias cruciales para el destino de la guerra -como el desembarco de Normandía, el famoso Día D-, pero en número mucho menor que la geografía del Pacífico. De hecho los números hablan por sí solos: seis operaciones de desembarcos en Europa frente a los cerca de ochenta que tuvieron lugar en el Pacífico durante los tres largos años que duraría el conflicto en ese área.
El siguiente mapa animado permite visualizar la localización y el orden cronológico de dichas operaciones de desembarco, así como los países que las llevaron a cabo.

lunes, 3 de agosto de 2015

Mapas que cuentan historias

CartoDB ha creado la herramienta Odyssey.js para crear mapas interactivos que cuentan historias o noticias ocurridas en una secuencia de tiempo o lugar. Dicha herramienta no precisa conocimientos de programación, es de uso libre y usa un lenguaje de marcas (como HTML pero simplificado) que se llama Markdown.
Éste es un ejemplo un poco más elaborado de lo que permite hacer.
(Mapa a pantalla completa)




jueves, 16 de julio de 2015

viernes, 10 de julio de 2015

Sombras nazis sobre Inglaterra


Hace ahora 75 años, los cielos del Canal de la Mancha se oscurecieron con los temibles aviones de la hasta entonces invencible Luftwaffe. Las inconfundibles aeronaves de cruces negras pintadas bajo sus alas tenían un claro objetivo: atacar convoyes navales británicos, bombardear zonas industriales, aeródromos e instalaciones de radar, así como comprobar sobre el terreno el estado de las defensas de la Real Fuerza Aérea Británica. Daba comienzo así la legendaria Batalla de Inglaterra.
En opinión del comandante supremo de la aviación alemana y numero dos del Tercer Reich, el terrible Hermann Göring, sus fuerzas aéreas serían capaces de fulminar los aviones británicos en menos de dos meses: tal y como se lo había prometido en persona al mismísimo Adolf Hitler. Solo así los alemanes podrían zafarse del hostigamiento aéreo inglés en la siguiente fase de la ambiciosa Operación León Marino:  el desembarco e invasión alemanes de las islas británicas. Una invasión que completaría la megalómana y doble aspiración de Hitler: someter al yugo nazi a toda Europa occidental y cerrar el frente oeste, permitiéndole concentrarse en su siguiente objetivo, la conquista de la Unión Soviética. Hitler nunca quiso luchar en dos frentes a la vez.
El plan germano quedaría, sin embargo, rápidamente desbaratado por los británicos con todo tipo de factores: tácticos, organizativos, defensivos, tecnológicos (sobre todo por el uso del radar) e incluso psicológicos, apuntalados por la voluntad de las tropas británicas y por el sacrifico de una población civil dispuesta a soportar duros y continuos bombardeos durante años.




Se compone de varios elementos: 1) Las líneas que señalan el máximo alcance de la señal de los radares británicos (de alto y bajo nivel). 2) El radio de acción de los cazas alemanes. 3) La división de los sectores británicos, con iconos localizadores de las estaciones de radar, cuarteles generales ingleses y aeródromos británicos y alemanes.

viernes, 26 de junio de 2015

Infografías en línea



Hoy en día en Internet hay bastantes herramientas para crear infografías, diseñadas con una interfaz muy sencilla en la mayoría de los casos, y de fácil uso. Esta es una selección de algunas de ellas:

  • Easel.ly Permite crear gráficos usando sus plantillas e imágenes, y subir nuestros propios elementos. No es necesario registrarte para empezar a trabajar.
  • Piktochart Nos ofrece seis plantillas gratuitas, podemos subir nuestros archivos CSV y modificar colores y estilos. Muy completa en su versión de pago.
  • Infogram Muy parecida a las anteriores en su versión gratuita, también cuenta con la posibilidad de hacer un gráfico simple.
  • Creately Permite crear distintos tipos de gráficos, aunque su principal valor son los diagramas. Funciona como un programa de escritorio.
  • Sprites Su editor es muy sencillo y podemos crear gráficos en distintas láminas. Su valor añadido es que son animados.